viernes, 2 de septiembre de 2011

Vivencias con el arte... el séptimo.

No hay peor sordo que el que no puede oír; pero hay otro peor, aquel que por una oreja le entra y por otra se le va”
(Baltasar Gracián)

El cine me gusta, pero nunca lo he entendido... oído.
La mejor anécdota.
Recuerdo la única vez (siempre estaba en al sanatorio) que me llevó mi padre al cine, una terraza de verano, por el año 1965 o 66. Me dijo: Vamos a ver una película que te va a gustar. Se llama "El dedo en el gatillo". Le contesto: ¿Que tiene de película, poner un dedo en un gato?. No lo olvido. Tardé un rato en entender la risa de mi padre. Pero en mi mundo, no interpreté lo del "gatillo".
Recuerdo la cola para entrar, la policía a porrazo limpio manteniéndola... pero lo único que entendí y oí, fueron los tiros.


Desde entonces, cada vez que voy al cine, me leo antes la novela. Y aún así...

La única que me ha asustado:
Cuando se suponía el final, ¡pegué un bote en el asiento del cine Reyes Católicos!.

La única historia que me ha emocionado:

La única banda sonora que he "entendido" (en el vídeo y con auriculares) y...  ¡se escapó una lágrima!.
La música de Enya me entró en el alma

Con la única con la que más me he reído. Ante me leí la novela.

La que más me ha divertido y no me cansa de volver a ver. Y me he leído por lo menos tres veces todo lo escrito por Tolkien, su autor.

Y la más genial de todas. Será por lo de cine mudo... o casi.


Mañana, si puedo, otra cosa...

jueves, 1 de septiembre de 2011

Tristeza...


"Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar."

Federico García Lorca




miércoles, 31 de agosto de 2011

Vivencias con el arte

"Todo lo que puede ser imaginado es real."
Pablo Picasso

Me encanta el arte.
Siempre me ha llamado. Quizá por el silencio que llevo, que me hace más observador.
Tendría unos 10 añitos, en Barcelona, Concha Ibáñez en su estudio, me dio un enorme lienzo y todos sus óleos. Y me dijo que pintara lo que quisiera. Intenté un barco de guerra (lo había visto en el puerto de Barcelona), pero con la facilidad que da el óleo, creé lo que mi imaginación veía: Muchos colores y formas. Muy al estilo de Kandinsky (que es una de mis preferidos). ¡Fue todo un descubrimiento! y fui muy afortunado.
Ese cuadro no pudimos traerlo a Almería. Creo que Concha, como el óleo estaba fresco, lo aprovecharía.
Si ya me me llamaba el dibujo, más, desde ese momento.
Y en esta vida, he intentado reunir mi pequeña y humilde pinacoteca. Algunas de las pinturas, supusieron un buen desembolso. Estas son unas pocas de las que tengo y he repartido entre mis hijos:
Concha Ibáñez Escobar
Empiezo por Concha. La más universal y famosa.

Época "geométrica"

Pintura que yo llamo geométrica. Todo a base de figuras elementales. Tengo un par de ellas.
Marruecos
Su obra más reciente y lo que mejor hace: paisajes. Es su estilo y el que más tengo.
¿Conocerla más?
Concha Ibáñez, una de las figuras femeninas más importantes de la pintura catalana, pero mirad: http://es.wikipedia.org/wiki/Concha_Ib%C3%A1%C3%B1ez

Cristina Fonollosa Ibáñez
Pintora "Naïf" y de las mejores.
¡Una maravilla!... observar:


Colección "Vírgenes"
Esta es la "Virgen de los abanicos", pero tiene a cientos y cada una con el motivo que le llama. Ver "la de los gatos" o "de las flores", es todo un descubrimiento.
Francesc Fonollosa i Obiol
Pintor e ilustrador catalán. Cualquiera que tenga las enciclopedias "Salvat", observará que las ilustraciones, a mano, eran suyas.
Beethoven
Ilustración con dedicatoria especial a Sigrid.
Dionisio Godoy.
Por cierto, Concha, Cristina y Francisco son de mi familia, por parte de madre. Pero cobran, como buenos catalanes.
Los que siguen, fueron inversiones importantes.
Su abuelo fue el destacado pintor Emiliano Godoy (1840-1912) y su padre, Rafael Godoy Pérez de Perceval (1888-1964), un extraordinario miniaturista: http://godoy.eugenioruiz.es/
Cortijada
Compré un par de sus acuarelas. Me gusta su estilo.
Melchor Peropadre Ramos
Compañero en la docencia, amigo y un artista muy original. Le compré este cuadro... por cierto, era el más caro de su exposición.
Su hija Pilar
Cuando contaba con tan solo ocho años ya pintaba y tenía un gran dominio sobre el dibujo. Pero le gusta más lo docencia...

Mañana, otra cosa...

martes, 30 de agosto de 2011

Vivencias con mis estudios

"Algo malo debe tener el trabajo porque si no, los ricos lo habrían acaparado."
Mario Moreno – Cantinflas
Aprender un oficio.
Es la salida que le dieron a mi padre. Y para aprender un oficio, entré en la “Escuela de Formación”.
Cuando observaron mi sordera, desde el primer día, usaron el sentido común: me sentaron en primera fila. Me preguntaban si tenía dudas… me ayudaban con ellas, sobre todo si era por no oír bien la explicación… ¡sólo necesitaba eso!.
Cinco años dándole a la escuadra y cartabón, usando el tiralíneas y el “Graphos”, rotulando todos los estilos de letras conocidos, delineando pieza a pieza un motor o los planos completos de una vivienda. Unas pocas horas de materias comunes completaban el curso.
Los profesores, eran personas antes que docentes. Amigos que aconsejan mientras enseñan.
Bonifacio Ngma y Jose Oña

En esta casa, me relacioné con “el pueblo llano”, incluso de la antigua colonia española de Guinea Ecuatorial.
Algunos venían de familias en la pobreza más extrema. No sabían apenas, leer y escribir. Con el internado en el Instituto, tuvieron la oportunidad de aprender un oficio y sobre todo, formarse.
Aunque fuese como obreros y mano de obra de empresarios. Era lo que había. Torno, fresa, ebanistería, fundición, instalaciones eléctricas, delineación…
¡Una experiencia de vida!.
Bueno, se llamaba “Francisco Franco”, pero nadie la conocía por ese nombre. Era la “Escuela de Información”.
No sentí la política de esa época. Algunos profesores, muy falangistas, eran los menos y pasaban desapercibidos.
José Solis y José Oña
Conocí la OJE. La organización del régimen. Pero me lo pasé muy bien en sus campamentos, donde no se hablaba de política (¿o será que no les oía?). Viajé con ellos a Galicia, donde me inicié en el tiro con arco. Me condecoraron y todo, pero nadie me quita lo bueno. Y si el uniforme era falangista y la falange era fascista… ¡ni idea!. Ahora desde la distancia, es lo más inocuo que he conocido en adiestramiento doctrinario. Al menos en Almería.
Oficialía y Maestría en Delineación. Fueron los títulos que obtuve. Y con muy buenas notas (¡que se enteren los hermanos salesianos!).
Pero yo seguía… cambian las cosas y se dan vías a la universidad para el hijo del obrero. Encontré la oportunidad de seguir….

Y otro día os cuento...

lunes, 29 de agosto de 2011

Vivencias con mi padre

"Nadie se muere de verdad si queda en el mundo quien respete su memoria."
Juan Bosch. Educador.

Vivencias con mi padre
Sería médico.
Eso quería mi padre. Buenas intenciones paternas. Y en ese colegio de pago, con un gran sacrificio económico quiso prepararme para ello.
Soñaba mi padre con que yo continuaría su camino y aspiraba a lo que él no puedo terminar: ¡sería médico!.
Tenía mi bata, mascarilla y gorro, para entrar en el quirófano de mi tío, el Dr. Martínez Oña.
Desde pequeño, quiso enseñármelo todo, recuerdo que me explicaba los pequeños detalles. Yo a él, le oía y entendía muy bien… sería que me hablaba con cariño.

Acompañándole en su Vespa, visitando sus pacientes en el Alquián, me enseñó el verdadero sentido de la solidaridad, en tiempos donde la gente no podía pagarse una simple medicina.
Vi la dura imagen del hambre. Observé a una madre masticar, sólo masticar, su única comida para después, dársela a su bebé. 
Gente muy pobre pero con mucha dignidad. No le podían pagar, pero:”llévese esos tomates, una lechuga, o este conejo del corral…”, única forma de agradecer curas que salvan vidas.
También, me vacunó contra todo tipo de violencia. Sus vivencias de la guerra y de lo que vino después, eran dramáticas.
Quizá mi padre pudo ser muy rico como sus compañeros de profesión, pero eligió lo más duro y difícil: servir a la sociedad. Lo llevaba en la sangre… lo llevo en la sangre, por mi padre... lo llevan mis hijos y espero que todos mis descendientes.
Pero, La Salle… fue la peor época de mi vida… sotanas negras, soberbia, prepotencia, además de elitismo, les impidió atender mis limitaciones como alumno sordo, hijo de un simple practicante. Bofetadas, burlas, castigos, desprecio… una verdadera pesadilla. No se lo contaba a mi padre y cuando hace poco, antes de irse lo supo, no imaginé verlo tan indignado y "cabreado".
Y los hermanos de “La Salle”, decidieron y sentenciaron: yo era “subnormal”:
¡NO SERVÍA PARA "ESTUDIAR"!.
¡Pobre padre!... ¡pobre yo!.  


Aprender un oficio.
Es la salida que le dieron a mi padre. Y para aprender un oficio, entré en la “Escuela de Formación”.
Cuando observaron mi sordera, usaron el sentido común: simplemente, me sentaron en primera fila. Me preguntaban si tenía dudas… me ayudaban con ellas, sobre todo, si era por no oir bien la explicación… ¡sólo necesitaba eso!.



…. Que os seguiré contando… cada día una cosa. ¡Gracias Paco y Trini!

domingo, 28 de agosto de 2011

La música

No he tenido la oportunidad de disfrutar de la MÚSICA. Para mi eran ruidos... más o menos agradables.
Siempre me había hechizado el Bolero de Ravel, y no sabía porqué. Mi hijo Pedro, mientras la escuchábamos en el coche, me iluminó: "Papá, cada vez entra un instrumento nuevo... y este es el...". ¡Una maravilla!.
De repente entendí y asimilé esa pieza musical. Mi favorita.

sábado, 27 de agosto de 2011

Kipling y la Luz.

Era el año 1.972, en Granada, en la universidad, descubrí estas frases. Recordándolas, sobre todo en los malos momentos, me dan  fuerzas para intentar superar los inconvenientes de la vida. Siguen siendo mi referencia. Os lo aconsejo a todos:

Si puedes mantener intacta tu firmeza cuando todos vacilan a tu alrededor
Si cuando todos dudan, fías en tu valor y al mismo tiempo sabes exaltar su flaqueza
Si sabes esperar y a tu afán poner brida
O blanco de mentiras esgrimir la verdad
O siendo odiado, al odio no le das cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad
Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey
Si piensas y el pensar no mengua tus ardores
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley y los tratas lo mismo como dos impostores.
Si puedes soportan que tu frase sincera sea trampa de necios en boca de malvados.
O mirar hecha trizas tu adora quimera y tornar a forjarla con útiles mellados.
Si todas tu ganancias poniendo en un montón las arriesgas osado en un golpe de azar
y las pierdes, y luego con bravo corazón sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar.
Si puedes mantener en la ruda pelea alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlo cuando en ti todo flaquea menos la voluntad que te dice adelante.
Si entre la turba das a la virtud abrigo
Si no pueden herirte ni amigo ni enemigo
Si marchando con reyes del orgullo has triunfado
Si eres bueno con todos pero no demasiado
Y si puedes llenar el preciso minuto en sesenta segundos de un esfuerzo supremo
tuya es la tierra y todo lo que en ella habita y lo que es más serás hombre hijo mío....
Kippling

viernes, 26 de agosto de 2011

Nebulosa

El milagro de la vida. Sólo son algunas de las imágenes que se pueden observar en un sólo paraje, que conozco como el "Jardin de Omi".
Cuando pueda cambiar mi modesta Kodak EasyShare V1003, seguro que veremos más y mejores matices.
Ya puede estar contento mi amigo. Espero continuar e intercambiar opiniones. Gracias.


Más oro...

Impresiona verlas de cerca. Forman una geometría impresionante.


Texturas vegetales

Os diría que brilla como el oro. Pero eso no lo capta mi cámara. Hay que verlo "in situ".








Colores fríos

Y muy vivos.


Hay más...



Una belleza fría, atractiva... y con mucha vida.




Y otra...






Impresiona los colores de la naturaleza a 2.000 metros de altura.










Texturas pétreas

Surgió en una conversación de mi amigo Paco Santander. El que me ha animado a menterme en esto de los "Blogs"


TEXTURAS

Naturaleza viva.
Todas estas texturas, son del Calar Alto. Una verdadera fuente de inspiración.